Productos para vehículos comerciales

stage_goods_TT

Neumáticos de camión Goods

Haz sitio para la Nueva Generación

En el grupo de aprendices de Investigación y Desarrollo de la división de neumáticos de Continental, la nueva universidad les enseñaba a conocer cómo funcionaba todo. Sin embargo, conservar los valores de 'Confianza' y 'Libertad de actuación' era parte de ellos.  

Cuando Vig, nacido en India, llegó a Hanóver, no hablaba ni una palabra de alemán. Solicitó una plaza de prácticas para Continental en los Estados Unidos y en el formulario de inscripción decía "con saber inglés es suficiente". Ahora Vig, de nombre completo Vigneshwar Kalyanasundaram, es uno de los más exitosos licenciados de las jornadas de aprendizaje "Explorar la Investigación y Desarrollo", organizada dos veces al año por el departamento de Investigación y Desarrollo de Neumáticos. Una docena de graduados –ingenieros y naturalistas– participan en cada ronda desde estudiantes que acaban de finalizar sus carrera hasta otros que han finalizado su doctorado. En los primeros seis meses, abordan tareas técnicas, hacen contactos, desarrollan sus redes y aprenden los fundamentos sobre el neumático. Lo que hace esto especial es que los jóvenes talentos sean quienes organizan por sí mismos estos programas desde el primer día.

"Hay una gran cantidad de libertad creativa", dice Vig,

"y está en manos de los aprendices demostrar lo mejor de sí mismos". 

Vivien Schulze, del departamento de RRHH, que es quien supervisa estos programas de aprendizaje como preparadora, explica los beneficios: "Los trabajadores de Investigación y Desarrollo en Continental trabajan principalmente en proyectos que tienen objetivos específicos para lograr la aprobación a través de la consecución de varios hitos. Los nuevos talentos necesitan familiarizarse con el sistema de gestión de proyectos de Continental y con el nuevo método de trabajo del centro de desarrollo desde el principio. Sin embargo, esto requiere mucho más que dominar la tecnología y la metodología: la clave está en el trabajo en equipo. Y esto solo funciona si existe un respeto individual y la libertad para que cada persona pueda tomar sus propias decisiones.  Esta es la razón por la que 'Confianza' y 'Libertad de actuación' son dos de los principales valores de Continental como empresa. 

Independiente pero no solo

Cuando se pregunta Carla Quarantelli por su época de aprendiz, lo recuerda con alegría. "Nos embarcamos en proyectos reales de los que se esperaban resultados tangibles, lo que realmente disparaba nuestra imaginación. Trabajábamos de manera independiente, pero no nos sentíamos abandonados ni que nos dejarán de lado. Los aprendices de un proyecto de grupo reportaban directamente al responsable del área de Investigación y Desarrollo. Las únicas especificaciones eran objetivos, plazos y recursos. Cómo alcanzaban los aprendices estas demandas dependían solo de ellos. Un grupo mostraba una exhaustiva atención a las consideraciones medioambientales, desde el consumo del papel hasta los paneles solares de la azotea", comenta la representante de RRHH, Vivien Schulze.

Liderar y motivar un equipo sin ninguna orden de un superior definitivamente no es una tarea fácil para jóvenes recién salidos de la universidad. Sin embargo, eso es exactamente lo que caracterizará su actividad profesional diaria cuando en un periodo de seis meses consigan el trabajo adecuado. 

Un interés por el multiculturalismo

Algo que da color a un equipo, pero que también constituye un reto, es contar con gente de 56 países diferentes que trabajan en la división de Investigación y Desarrollo de neumáticos de Continental. Diferentes culturas conviven juntas, por lo que es necesario tener cierto tacto para desempeñar el trabajo con éxito, sin que las diferencias afecten al mismo. "Me encanta la atmósfera internacional," dice Carla Quarantelli, que es italiana. "Nosotros podemos aprender mucho los unos de los otros, ¡es realmente inspirador!". La proporción de mujeres aprendices es de cerca de un 40% y todos hablan en inglés. "Nosotros les damos a los aprendices la oportunidad de acudir a clases de alemán principalmente para hacer más sencilla su integración en la vida social de Hanóver", dice Vivien Schulze. 

Después de seis meses en el grupo, el foco principal está en la producción y los aprendices desarrollan sus propios neumáticos. “Esto es una parte crucial del programa”, comenta el formador Nicolai Setzer, miembro del Consejo Ejecutivo de Continental. “Ganas mucha experiencia práctica, así como un sentimiento y visión del neumático o sentir cómo es ser un operario”. También provee a los jóvenes en formación de un conocimiento adicional que les permite conocer la compañía desde varias perspectivas en medio año. Ellos trabajan tres meses en proyectos ubicados en plantas internacionales de Continental y también están a la sombra de los compañeros de marketing y ventas durante tres semanas. De este modo, los aprendices no solo descubren cómo se desarrollan los neumáticos, sino que también conocen cómo llegan hasta el consumidor final. Finalmente, las ideas se convierten en nuevos productos en el programa de exploración de Investigación y Desarrollo en Continental. Como ejemplo se pueden mencionar los neumáticos de alta tecnología para los vehículos comerciales diseñados para soportar cargas pesadas. Algunos estudios teóricos demuestran que se necesita una gran pasión por la tecnología y el desarrollo para hacer realidad estos productos.