Productos para vehículos especiales/ industriales

New content item

Compañía

Sra. Dandelion

De búsqueda de Continental de materiales innovadores ha llegado tan lejos incluso como hasta el humilde diente de león, una planta que puede utilizarse para la fabricación de caucho - para neumáticos especialmente respetuosos con el medio ambiente. Carla Recker, investigadora de materiales, quiere contribuir a hacer del diente de león un material rupturista.

Image

Los neumáticos son, en sí mismos negros y redondos, al igual que cualquier otro neumático "normal". Los dientes de león sutilmente gravados en los flancos son la única pista sobre los materiales de origen. Eso y, por supuesto, el emblema de color amarillo verdoso con el nombre de marca "Taraxagum," derivado del nombre botánico de la planta. En el Centro de Tecnología de Continental, en Stöcken, Hanóver, Carla Recker mira con orgullo el neumático en la pantalla en la sala de conferencias, un neumático que se fabricó hace apenas dos semanas en la planta de Aquisgrán. Carla, quien tiene un doctorado en química y es responsable de química de materiales en Continental, estaba allí en persona cuando se puso en el molde: "Hasta el día antes no estábamos muy seguros de si funcionaría." No es de extrañar entonces, que Carla no durmiese mucho esa noche. Para el prototipo, sus colegas pasaron semanas extrayendo caucho de raíces de diente de león. Y durante meses experimentaron en el laboratorio para encontrar la manera de utilizar el nuevo material para reemplazar el caucho natural del árbol del caucho, que se encuentra en cada neumático junto caucho sintético. Además de esto, llegó una enorme cantidad de trabajo administrativo, ya que Carla ha estado trabajando con el Instituto Fraunhofer de Biología Molecular y Ecología Aplicada de la Universidad de Múnich desde 2007. 

Todo el trabajo duro ha dado sus frutos y los primeros neumáticos de diente de león han "salido a la calle" ahora, incluso si la calle en cuestión es, en esta etapa, la propia pista de pruebas de Continental. La producción del nuevo neumático no se iniciará antes de 2020 como muy pronto. Carla Recker no puede ocultar su entusiasmo y sus ojos se iluminan cuando se relaciona un detalle tras otro. En primer lugar, un poco de información acerca de los propios dientes de león: A través del cultivo, el tipo de diente de león utilizado por Continental, conocido como diente de león ruso, ha sido modificado por los investigadores del Instituto Fraunhofer para que proporcione más savia y pueda cultivarse como cosecha. El objetivo es obtener raíces de diente de león tan altas como las de la remolacha azucarera. Esto se logrará por cultivadores de Baviera y Sajonia que cultivarán los dientes de león en campos de prueba. "Vamos a tener que esperar de temporada de crecimiento a temporada de crecimiento y esperar que entre las estaciones no haya inundaciones u otras catástrofes", dice Recker, de 49 años de edad, con una sonrisa, que parece mucho más joven en vaqueros y zapatillas de deporte. Junto a su trabajo en Continental, Carla estudió tecnología del medio ambiente, un tema que ahora la sitúa en una buena posición cuando de repente se enfrenta con la biología y la agricultura.

"Experto en materiales en el interior"

El equipo de Carla disfrutó recientemente del reconocimiento oficial por su trabajo en Múnich, Alemania, cuando el proyecto del diente de león recibió el premio GreenTec, el más prestigioso galardón medioambiental y de negocios de Europa. "Eso fue sin duda un punto culminante en mi carrera", dice Carla. "De otra forma, el éxito de mi trabajo tiende a permanecer oculta, incluso si es parte de muchos productos”. Bromeando, añade que a veces parece un sello que pusiese "experto en materiales en el interior".

De hecho, la obtención de caucho de diente de león no es nada nuevo: la primera patente para el proceso se publicó en 1905. Colegas de Carla Recker también encontraron dos carpetas en sobre el diente de león en los archivos de Continental. "Pero la investigación se detuvo, porque no era económicamente viable", explica. Hoy en día, las cosas se ven un poco diferente: "Hemos creado un caso de negocio y, de acuerdo con los datos actuales, es viable”. Además, el diente de león es una planta poco exigente, que también puede cultivarse en climas del norte de Europa y en suelos pobres. Esto ahorra en viajes largos desde las plantaciones tropicales de árboles de caucho y no hay competencia con el cultivo de productos de alimentación nacionales. Otras ventajas medioambientales incluyen el hecho de que el caucho de diente de león podría satisfacer la creciente demanda mundial de caucho sin necesidad de sacrificar más selva para la plantación de árboles de caucho. Esto reducirá la huella de carbono y aumentará la biodiversidad; dos factores que convencieron también al jurado GreenTec.

Flower power a gran escala

Los neumáticos de camión son potencialmente un enorme mercado para el nuevo material: los neumáticos para camión pesan entre 70 y 80 kilos, de los cuales, entre el 30 % y el 40 % es de caucho natural, una cifra muy superior a la de los neumáticos de turismos. Sin embargo, Carla Recker no cree que algún día todo el caucho de los neumáticos de Continental se obtendrá del diente de león. Por razones de economía y seguridad, los neumáticos deben ser hechos de una combinación de diferentes materias primas -pero con la máxima sostenibilidad. "Y el diente de león realmente ayudará con esto”.

Actualmente, se está desarrollando un sistema piloto que pueda utilizarse para la fabricación de caucho de diente de león por toneladas. "Todavía estamos en los primeros momentos", explica Carla. Se necesitará una considerable energía, junto con el fuerte respaldo de la empresa. En última instancia, este tipo de proyectos a largo plazo son extremadamente inusuales en la industria. Como directora del proyecto, Carla se felicita de que "todo el mundo nos apoya". Sin duda, su fascinación por el diente de león y la enorme energía que irradia han sido claves para convencerles.