Productos para vehículos especiales/ industriales

Cuatro años de sudor y caucho

Nuestros desarrolladores intentan constantemente seguir el ritmo de las demandas de los clientes y las disposiciones legales, por no mencionar la batalla con las leyes de la física y la química. Pero mientras no sean capaces de cuadrar el círculo, con la nueva familia de neumáticos híbridos, Continental se acerca mucho.

article_66w_image1

Andreas Härtwig pasa la mano sobre el trozo de caucho negro que reposa en su escritorio, una sección del nuevo Conti Hybrid HD3. "Mira la banda de rodadura, es verdaderamente fina", dice este hombre igualmente delgado, que viste una camisa de manga corta. "Eso ayuda a reducir la resistencia a la rodadura." Härtwig toma un destornillador rojo de su portalápices para abrir una hendidura estrecha en la banda de rodadura en la sección del neumático. Aquí las esquinas moldeadas mejoran las prestaciones en curva". Siljana Lietz, que comparte oficina con Härtwig, apunta a otro surco: "Y aquí el patrón en fino zigzag aumenta el agarre, incluso nevando", explica ella.

Los dos desarrolladores de producto para la división de Neumáticos para Vehículos Comerciales de Continental están verdaderamente orgullosos de su nuevo "bebé". Y tienen todo el derecho a estarlo, porque la familia de neumáticos Conti Hybrid para camiones combina lo mejor de ambos mundos. Los neumáticos son ideales no solo para larga distancia, con conducción directa, sino también para los vehículos de reparto de bienes, donde las maniobras constantes representan que los neumáticos están sometidos a altos niveles de estrés. En autopista, pueden ayudar a ahorrar combustible; en zonas urbanas, no sufren tanto desgaste como los neumáticos de larga distancia "convencionales".


Buscando el equilibro perfecto 

Desarrollar neumáticos de alta tecnología como este no es una tarea fácil. “Se tarda alrededor de cuatro años, desde la idea inicial hasta la etapa de madurez de la producción”, dice Siljana. “Para empezar un proyecto, nuestros colegas de marketing nos plantean un reto: los clientes de una región en particular necesitan un producto con tales y tales propiedades. En el caso del Conti Hybrid, nuestro desafío fue encontrar la combinación perfecta entre máximo kilometraje y mínima resistencia a la rodadura –un verdadero rompecabezas para los desarrolladores. “Sabemos lo que funciona en la teoría cuando se trata de la optimización de las propiedades individuales”, dice Andreas, "pero las medidas que reducen el desgaste pueden aumentar la resistencia a la rodadura. El reto es encontrar el equilibrio perfecto”.


New content item

Fundamentalmente, hay tres parámetros clave que los desarrolladores pueden afinar: el diseño del neumático, el compuesto de goma de la bandas de rodadura y la forma de la banda. Dos equipos –uno centrado en neumáticos para el eje de tracción y el otro en neumáticos para el eje de dirección y para eje de remolque –comenzaron a trabajar en el desarrollo de la nueva gama Conti Hybrid. El desarrollo de un neumático está sujeto no solo a las peticiones de marketing y las leyes de la física, sino también a las normas legales relativas a los niveles de resistencia de rodadura, de duración y ruido. Hicieron falta dieciocho meses para identificar la mezcla óptima de material para el nuevo Conti Hybrid. ¿Por qué tanto tiempo? "Procesamos hasta 20 sustancias diferentes en un compuesto de goma", explica Siljana. "Esto nos da una miríada de opciones para encontrar la mezcla perfecta". Y cada nueva variante tiene que probarse tanto química como físicamente. Y, ¿qué pasa con las prestaciones de tracción? ¿El compuesto ofrece el nivel adecuado de elasticidad?

En paralelo con el trabajo de laboratorio, se desarrolló el dibujo perfecto para la banda de rodadura, inicialmente en el ordenador. “Sabemos bien desde el principio cuántos surcos necesita un neumático dependiendo del eje”, dice Andreas. “Después de todo, tenemos una enorme experiencia en este campo. Se trata más de los detalles: ¿Debemos hacer 80 cortes o simplemente 75?” Una vez que las simulaciones por ordenador nos han dado las respuestas que necesitamos, es el turno de los ‘talladores de neumáticos’. A pesar de que ciertas fases del trabajo pueden ser realizadas por robots, todavía necesitamos que nuestros especialistas tengan cuchillos afilados y rayos láser para tallar el dibujo diseñado por ordenador a partir de unos neumáticos totalmente lisos. Un tallador puede pasar un día entero de trabajo en un solo neumático para crear un prototipo exquisitamente artesanal.