Productos para vehículos especiales/ industriales

De un lanzamiento a otro

Detrás de cada nuevo neumático para vehículos comerciales de Continental que sale al mercado, hay talentos como Andreia Bessa y José Esteves. Los ingenieros de desarrollo garantizan que las buenas ideas conducen a mejores neumáticos - generación tras generación.

article_66w_image1

"Hola, soy Andreia", dice la joven; sus ojos azules brillan. Con elegantes uñas pintadas, pelo largo y liso hasta los hombros y pendientes de perlas, no se ajusta exactamente a la imagen de una desarrolladora de neumáticos obsesionada con la tecnología. Sube enérgicamente las escaleras y atraviesa la puerta abierta de la oficina de su colega, José Esteves. José tiene 27 años y, al igual que Andreia, es de Portugal. Él ha trabajado durante cuatro años en el centro de desarrollo de Continental en Hannover. Los coches siempre le han interesado, dice, y sus estudios de ingeniería mecánica lo llevaron naturalmente a Alemania, el motor de la industria europea del automóvil. José ha completado recientemente el desarrollo de 15 nuevos neumáticos de vehículos comerciales de Continental, una línea de productos entera puesta en el mercado este año. Ahora está asegurándose de que todo funcione sin problemas en la producción porque su trabajo no estará terminado hasta que dichos neumáticos salgan a la venta.

Andreia empezó a trabajar en investigación y desarrollo en Continental hace ya 12 meses, pero sus neumáticos aparecen solo en el papel, o más bien en una pantalla de ordenador. "Hemos hecho todas las pruebas y experimentos virtuales, y hemos establecido la apariencia de los neumáticos", explica esta alegre mujer de 31 años de edad, que ya de niña prefiería los ladrillos de Lego a las muñecas Barbie. Los moldes para los prototipos están ya encargados y las pruebas comenzarán el próximo mes para ver si los neumáticos están a la altura de las expectativas. Cada cambio en este punto, genera costes de tiempo y dinero, lo que aumenta la presión. En particular, desde que un nuevo compuesto de caucho, también desarrollado por el proyecto de Andreia, está en la mezcla. "Siempre hay un plan B en caso de que algo vaya mal", dice y se ríe. "Sus" neumáticos están destinados a vehículos para construcción en Europa y Medio Oriente y, por lo tanto, tienen que ser especialmente resistentes, así como cumplir con las regulaciones de la UE. "Ese es uno de nuestros grandes retos", como Andreia sabe bien.

"Sentimos el calor y vemos las carreteras "

Desde finales de 2012, los neumáticos en la UE no solo tienen que ser etiquetados con respecto al ruido exterior de rodadura, sino que también en eficiencia y adherencia en mojado. Son también muy diferentes las condiciones que se aplican en Europa en comparación con países como Turquía, ya sea en términos de clima o las condiciones de la carretera. José toma un pedazo de roca afilada de su escritorio: un recuerdo de Omán. "Me recuerda lo que los camiones se encuentran allí", dice José en su voz tranquila. "Continental quiere crecer - por lo que necesita capturar nuevos mercados y entender a sus clientes allí". Por lo general, es en el inicio de un desarrollo cuando los ingenieros visitan los países a los que se destinan sus neumáticos. "Sentimos el calor y vemos las carreteras, hablamos con nuestros equipos locales de atención al cliente y con los propios clientes", explica José. ¿Cómo son los neumáticos que se usan allí? ¿Qué echan en falta los clientes? "Incluso un viaje corto a menudo arroja nuevas ideas". Esto podría significar modelos de neumáticos que son especialmente fuertes para Turquía o particularmente resistentes al calor para los países de Oriente Medio.

Andreia y José necesitan principalmente sus habilidades creativas al comienzo del proceso de desarrollo cuando la dirección de la marca le asigna la tarea de desarrollar un neumático con características. Entonces, realizan un estudio de viabilidad y, a menudo, llegan a los límites de lo que puede implementarse. Tal vez porque los diversos requisitos causan conflictos entre los objetivos o porque las cosas tienen que mejorarse, sin aumentar los costes. “Con el fin de mantenernos un paso por delante de la competencia, debemos asegurarnos de que estamos tecnológicamente en cabeza y que también podemos pensar con varias generaciones de adelanto", dice Andreia. En lugar de pruebas sin fin, un buen concepto con cálculos exactos es lo que se requiere, así como la visualización en un ordenador. Andreia y José tienen apoyo de un montón de colegas: hay expertos para cada parte del neumático, desde incorporar acero en el compuesto de goma para dar forma, estructura y prestaciones. Marketing comprueba el valor añadido del neumático para el cliente. Servicio al cliente y el equipo de campo de pruebas aconsejan y asesoran sobre las condiciones locales. Seis de siete departamentos están involucrados en el desarrollo de un neumático –y cada uno debe dar luz verde antes de que pueda pasarse a la siguiente fase. "Después de que haber alcanzado con éxito un logro, hay un montón de firmas en nuestra hoja de trabajo", sonríe José.