Productos para turismo / furgoneta / 4x4

stage_image1_lg

Compañía

Neumáticos para motocicletas

De pioneros a empresa global

article_66w_image1

La verdadera historia del neumático en la cultura alemana


Se necesita un espíritu pionero, un instinto infalible y una obsesión con la tecnología para siquiera pensar en el establecimiento de una empresa de caucho en 1871. Al principio, las bicicletas y los neumáticos sólidos fueron las únicas cosas fabricadas en nuestra planta de Hannover. Pasó cerca de un cuarto de siglo antes de que Hildebrand y Wolfmüller crearan la primera motocicleta en serie con motor de combustible en 1894.

La joven empresa Continental fue una fuerza impulsora en el mercado de neumáticos desde el principio y de manera crucial en el progreso tecnológico. Ya en 1892, fuimos la primera empresa alemana en fabricar neumáticos y, en 1904, comercializamos los primeros neumáticos con una banda de rodadura con dibujos - toda una sensación en aquellos tiempos. Pero a partir de ese momento, el ritmo aumentó considerablemente. La motorización de la sociedad en el siglo 20 impulsó el desarrollo de la cultura alemana de neumáticos en su forma más pura: Continental ha investigado implacablemente, ha probado e inventado neumáticos de motocicleta, que resisten cientos de miles de kilómetros y ha solicitado numerosas patentes.

En carreras pudimos conocer nuestros puntos débiles y también los fuertes. Pilotos valientes como el poseedor del récord mundial Wilhelm Herz, que batió la marca de los 300 km / h en 1951 con un NSU Delfin, han inmortalizado el nombre de la marca Continental.

Actualmente, seguimos trabajado en nuestra fábrica de neumáticos para motocicleta en la ciudad de Korbach - con la misma pasión que marcaron generaciones anteriores.

Vivimos la ingeniería alemana como un arte, y continuamos obsesionados por las innovaciones que "marcan épocas".

Esta página web usa cookies para darte un mejor servicio. Para saber más, click aquí