Productos para turismo / furgoneta / 4x4

stage_image1_lg

Tecnología

Presión de inflado

¿Dónde puedo encontrar el dato que me indica la presión correcta de mi neumático?

La presión de inflado óptima de los neumáticos para su vehículo son acordados por el fabricante del vehículo y el productor de neumáticos. La presión recomendada para los neumáticos de su vehículo se puede encontrar en el manual de su vehículo, el interior de la tapa del depósito de combustible o en el lateral de la puerta del conductor

La presión de los neumáticos influye en el rendimiento del vehículo: confort de conducción, estabilidad direccional, las curvas de frenado y agarre... Conducir con presión incorrecta tendrá una influencia negativa en cada uno de estos aspectos.


Revisión de la presión de inflado.

La presión de inflado correcta debe adaptarse a las diferentes cargas y condiciones de servicio.

La presión de los neumáticos tiene que medirse siempre EN FRÍO, ya que la presión aumenta cuando el neumático se calienta y si se corrigiese a la baja la cantidad de presión, podría resultar en una presión de inflado demasiado baja, lo que sobrecargaría al neumático, recalentándolo excesivamente incluso llegando a deteriorarlo.

La presión debe ser revisada regularmente cada 2 semanas o antes, si se va a realizar un largo trayecto, o si  se va a producir un incremento de la carga o velocidad.

Consecuencias del sobreinflado

Conducir con los neumáticos sobreinflados altera:

  • el confort de conducción
  • la estabilidad en la dirección
  • el comportamiento en el paso por curva a gran velocidad
  • Desgaste irregular

Mantén tus neumáticos con la presión recomendada por el fabricante de tu vehículo y de tus neumáticos.

Consecuencias de la presión insuficiente

Una presión de aire insuficiente influye en muchos aspectos de la conducción:

  • respuesta en  el manejo
  • estabilidad direccional
  • seguridad (los neumáticos se pueden desllantar en el paso por curva)
  • consumo de combustible (mayor consumo, menor kilometraje)
  • vida del neumático
  • desgaste irregular

AVISO SOBRE LA SEGURIDAD - La presión insuficiente puede causar graves deterioros en su neumático, pudiendo ser responsable incluso de un reventón.

Existen daños ocultos en los neumáticos que NO pueden ser subsanados con la correcta presión del neumático, si no que deben ser verificados y subsanados por especialistas:

Sistema de monitorización de la presión (TPMS)

El Sistema de monitorización de la presión (TPMS) debe ser instalado en todos los coches nuevos (categoría M1) desde el 1 de noviembre de 2014 en Europa. Existes dos Sistemas de monitorización de la presión (TPMS):

Sistemas directos - los sensores están integrados en la válvula, adjuntos a la llanta o dentro del neumático.

Sistemas indirectos - no hay sensores en el neumático o llanta. Los cambios de presión se miden indirectamente por ejemplo por diferencias en la circunferencia de pisada.

Los fabricantes de automóviles pueden utilizar cualquiera de ellos. 

El montaje y mantenimiento del TPMS debe ser asumido por especialistas.

Uso de nitrógeno

A menudo se ofrece nitrógeno como alternativa para el inflado de neumáticos.

El nitrógeno es un gas inerte (no inflamable), básicamente aire al que se le elimina el oxígeno.

El aire contiene un 78% de nitrógeno. Debido a su propiedad como gas inerte, se usa para momentos muy específicos, como la minería o la aviación. también se usa en competición.

Para un uso del neumático normal no es necesario el nitrógeno.

De todas formas, el nitrógeno no daña los neumáticos, y puede contribuir (mínimamente) a pérdidas de presión por permeabilidad.

Aún así, el nitrógeno no nos protegería de pérdidas de presión por pinchazo, pérdidas por llanta, válvulas etc.

Ya sea con un inflado de aire o nitrógeno, el mantenimiento debe ser el mismo. El uso de nitrógeno no es excusa para no hacer la revisión periódica de presión a tus neumáticos.

Esta página web usa cookies para darte un mejor servicio. Para saber más, click aquí