Productos para turismo / furgoneta / 4x4

Conducir con lluvia intensa

Conducir con lluvia intensa

Consejos para una conducción segura con lluvia intensa

Cuando hay un clima húmedo, las condiciones de conducción pueden cambiar. Conducir bajo la lluvia es mucho más complejo que conducir con buen tiempo. Sigue estos consejos de seguridad para conducir en condiciones húmedas.

¿Estás conduciendo mientras cae un chaparrón? La lluvia intensa dificulta la visión y el frenado. También conlleva otros riesgos asociados, como el aquaplaning.

Tener unos neumáticos nuevos o neumáticos que estén bien conservados con una profundidad de dibujo óptima contribuirá a que la experiencia de conducción sea más segura en días de lluvia. El resto es cuestión de conducir de forma prudente y con conciencia.

Nuestras tres reglas principales para que la conducción sea segura con lluvia intensa

  • Reducir la velocidad. Es evidente. Conduce por debajo del límite de velocidad. Cuando más lento circules, más control tendrás del vehículo, y más fácil te resultará frenar.

  • Encender las luces. Mantén encendidas las luces de cruce para aumentar la visibilidad y garantizar que las luces de freno funcionan. En muchos países, es obligatorio por ley el uso de las luces de cruce mientras llueve. Para una seguridad óptima bajo la lluvia, enciende las luces.

  • Guardar una distancia mayor con los demás vehículos. Dales más espacio a los demás conductores. Duplica la distancia respecto al vehículo que circula delante. Las distancias de frenado aumentan en condiciones húmedas. Esto también te ayudará a evitar la pulverización de agua de otros vehículos (especialmente, de mayor tamaño), que también puede dificultar la visibilidad.

Estas tres reglas son fundamentales para la seguridad en condiciones húmedas. Pero eso no es todo lo que hay que saber sobre la conducción con lluvia intensa. Continúa leyendo para conocer más consejos sobre seguridad en carreteras mojadas o inundadas.

Ten cuidado con las primeras lluvias

Las primeras lluvias después de un periodo seco pueden ser una de las condiciones de conducción más peligrosas ¿Por qué? La lluvia se mezcla con la grasa y con los residuos que están presentes en la carretera, lo que hace que la superficie esté especialmente resbaladiza. Esta situación puede aumentar el riesgo de pérdida de control.

La clave es frenar con cuidado

Con tiempo húmedo, los frenos no responden tan rápido como lo harían en condiciones secas. Intenta adelantarte lo máximo posible a lo que puedes encontrar en la carretera, y reduce la velocidad levantando el pie del acelerador, en lugar de pisar el freno. No utilices los frenos a menos que sea necesario. Frenar de repente en una carretera puede hacer que el coche derrape.

Sin control de crucero

Con lluvia, desactiva el control de crucero. Debes tener el control absoluto del coche.

Encuentra tu neumático

La forma más rápida de encontrar tus neumáticos.

Aquaplaning

Aquaplaning

Consejos para prevenir el aquaplaning.

Leer más

Conducir con nieve

Conducir con nieve

Qué hacer cuando hay nieve y hielo.

Leer más

Conducir con niebla

Conducir con niebla

Consejos para una conducción segura con niebla.

Leer más

Utilizamos cookies para garantizarle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Haga clic aquí para obtener más información o cambiar su configuración de cookies.