Productos para turismo / furgoneta / 4x4

Conducir con niebla

Conducir con niebla

Consejos para una conducción segura con niebla

Datos rápidos: Consejos para conducción segura en niebla

  • Reduce la velocidad y aumenta la distancia de frenado para que tener más tiempo de reacción.
  • La niebla puede espesarse sin previo aviso. Si la visibilidad se reduce demasiado, sal del camino y estaciona.
  • Utiliza faros antiniebla o luces bajas, pero no las luces altas.
  • Pon mucha atención a  tu alrededor, evita distracciones dentro del automóvil.

La niebla crea situaciones de conducción peligrosas. Reduce la visibilidad, dificulta la identificación de riesgos y el cálculo de las distancias. Esta condición meteorológica poco habitual puede crear ilusiones ópticas. Los conductores pueden calcular mal su propia velocidad o tener dificultades para saber si otros coches están en marcha.

La niebla es una formación de nubes próxima a la superficie de la tierra. Es común cerca de lagos y de la costa por la mañana o por la noche, aunque puede formarse en otros momentos y lugares. Consulta la previsión del tiempo antes de conducir.

Si es posible, no conduzcas si hay niebla. La niebla densa o ligera es una causa importante de accidentes, incluidas las colisiones múltiples. Si no puedes evitar conducir con niebla, a continuación te damos algunos consejos para garantizar una conducción segura.

Reduce la velocidad y conduce con paciencia

  • La niebla reduce la visibilidad. Puede que no veas los objetos que tienes delante hasta que estén demasiado cerca. Reduce la velocidad y aumenta la distancia de seguridad para que tengas más tiempo para reaccionar. Evita agruparte con otros coches, incluso aunque parezca que mejora la visibilidad.
  • No utilices el control de crucero y prepárate ante la situación de tener que frenar rápidamente.
  • Asegúrate de revisar el velocímetro de forma periódica. La niebla puede crear la ilusión óptica de una conducción lenta. Esto hace que muchos conductores aumenten la velocidad. No hagas caso a lo que ven tus ojos; es mejor que compruebes el velocímetro.
  • Ten paciencia mientras conduces con niebla. Frena lentamente para darle a otros vehículos la posibilidad de reaccionar. Enciende los indicadores con antelación para que los demás tengan el tiempo suficiente para responder. A medida que se oscurece la carretera, evita adelantar a otros coches.

Si hay demasiada niebla, no conduzcas

  • La niebla puede volverse más densa sin previo aviso. Si la visibilidad es demasiado baja, asegúrate de apartarte del camino. Busca un aparcamiento o un acceso en el que puedas estacionar con seguridad. Si es necesario, conduce alejado del arcén o de zonas ajardinadas. Aléjate a una distancia razonable de la carretera principal.
  • Mantén encendidas las luces de emergencia y apaga los faros; esto permitirá que otros conductores te vean, pero evita que parezca que aún estás en movimiento.
  • Es mejor evitar condiciones climáticas peligrosas. No conduzcas hasta que no mejore la visibilidad. Intenta encontrar un refugio fuera del coche. Si tienes que permanecer dentro del vehículo, hazlo con el cinturón puesto.

Utiliza las luces antiniebla o las de cruce, pero no las luces largas

  • Enciende los faros antiniebla traseros. Mejoran la visibilidad para los demás conductores. Con niebla densa, también puedes encender las luces de emergencia o los intermitentes.
  • Si tu vehículo cuenta con luces antiniebla o luces de posición, enciéndelas. Las luces antiniebla utilizan un color y una posición que evitan el resplandor que crean las luces delanteras.
  • Deberías utilizar solo las luces cortas. No utilices las luces largas: las gotas de agua de la niebla difunden y reflejan las luces largas, lo que dificulta la visión.

Presta atención

  • Para conducir con seguridad cuando hay niebla, presta atención a tu alrededor. Minimiza las distracciones. Apaga la radio. Pídeles a los ocupantes del vehículo que estén en silencio y que estén atentos por si hay obstáculos.
  • Es muy fácil salirse del carril mientras conduces con niebla. Mira las líneas de la carretera o mantente al lado derecho para asegurarte de que te quedas en tu carril. No cambies de carril ni adelantes a otros coches. Ten en cuenta a los vehículos que avanzan en dirección opuesta.
  • Abre un poco la ventanilla para oír el exterior; esto mejora la percepción de las cosas que hay cerca de tu coche.
  • Prepárate por si tienes que parar rápidamente. Pueden aparecer de la nada vehículos, personas y bicicletas. En situaciones de niebla, los animales suelen invadir más la carretera.
  • Con la niebla, habrá humedad en las lunas y en las ventanillas. Mantenlas limpias utilizando los limpiaparabrisas y descongelantes. Ajusta el ritmo de estos a medida que cambien las condiciones meteorológicas.

Encuentra tu neumático

La forma más rápida de encontrar tus neumáticos.

Conducir con lluvia intensa

Conducir con lluvia intensa

Cuando hay un clima húmedo, las condiciones de conducción pueden cambiar.

Leer más

Conducir con nieve

Conducir con nieve

Qué hacer cuando hay nieve y hielo.

Leer más

Aquaplaning

Aquaplaning

Consejos para prevenir el aquaplaning.

Leer más

Utilizamos cookies para garantizarle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Haga clic aquí para obtener más información o cambiar su configuración de cookies.