Productos para turismo / furgoneta / 4x4

¿Está planeando hacer un extraordinario viaje por carretera en un futuro no muy lejano?

Viaje de vacaciones

Lista para un viaje por carretera sin preocupaciones

Datos rápidos: Preparación para un viaje por carretera

  • Viaja con la presión de neumáticos adecuada para eficiencia y rendimiento de combustible óptimos.
  • Verifica la profundidad de la banda de rodadura; Continental recomienda un profundidad mínima de rodadura de 3 mm para una seguridad óptima en neumáticos de verano y de 4 mm en neumáticos de invierno.
  • No sobrecargues el automóvil, comprueba la documentación del vehículo para la capacidad de carga máxima.
  • Antes de hacer un viaje por carretera, inspecciona el neumático de repuesto en cuanto a presión de neumático y otros problemas.
  • Conducir cuando se está cansado es peligroso. Descansa regularmente en trayectos largos.

Para quien disfruta de la conducción, no hay nada tan divertido como hacer un viaje por carretera.

Se puede disfrutar de las ondulaciones del paisaje, de los encantadores lugareños y, por supuesto, de la libertad que ofrece la carretera. Pero, como en todos los aspectos de la vida, lo importante es prepararse para lo inesperado mientras viajas. Por ejemplo, una inspección rápida de los neumáticos del coche podría ahorrarte una interrupción innecesaria durante el trayecto.

Así que, tanto si viajas solo, como si vas con amigos, o bien si vas de vacaciones con tu familia, sigue estos útiles consejos para garantizar que llegas a tu destino relajado e ileso.

Viajar con la presión de neumáticos adecuada

¿Por qué es tan importante comprobar la presión de los neumáticos? Porque los neumáticos inflados correctamente están directamente correlacionados con la eficiencia de combustible. Hay menos resistencia de rodadura, lo que equivale a menos consumo de combustible al conducir. También son más seguros y duraderos (con menos posibilidades de sufrir un reventón o de que el dibujo se desgaste de forma irregular), lo que, en definitiva, le permitirá ahorrar dinero.

La recomendación general es que compruebe la presión de los neumáticos cada dos o cuatro semanas, sobre todo, antes de iniciar un viaje largo por carretera. Realice la lectura cuando los neumáticos estén fríos (p. ej., sin haber conducido el coche durante, al menos, tres horas).

¿Cuál es la presión de los neumáticos correcta? Esta información está disponible en el manual del propietario del vehículo, bajo el tapón del depósito de combustible o en la puerta del conductor. La presión debe ser idéntica en los neumáticos del mismo eje, pero puede variar entre el eje delantero y el trasero. Después de hincharlos, no olvide cerrar bien los tapones de las válvulas; así, protegerá la válvula de la suciedad y del polvo, y evitará fugas de aire. Si pierde un tapón de la válvula, sustitúyalo de inmediato.

Otro aspecto que se debe tener en cuenta es el Sistema de Monitorización de la Presión (Tire Pressure Monitoring System, TPMS, por sus siglas en inglés) que viene de serie en los vehículos nuevos. El TPMS emitirá un aviso si la presión disminuye un 25 % por debajo de la presión recomendada por el fabricante del vehículo. En la mayoría de los casos, una ligera caída de la presión no activará ningún piloto de aviso, por lo que la pérdida del ahorro de combustible no sería evidente de inmediato. Ese es otro buen motivo por el que los pilotos deberían comprobar independientemente la presión de los neumáticos cada periodo de dos a cuatro semanas.

Profundidad adecuada del dibujo de los neumáticos

Una profundidad del dibujo adecuada resulta esencial para prevenir el aquaplaning en condiciones húmedas. En la mayoría de los países, el mínimo legal es de 1,6 mm, aunque Continental recomienda una profundidad mínima del dibujo de 3 mm para una seguridad óptima en neumáticos de verano, y de 4 mm en neumáticos de invierno. Los indicadores de desgaste de la banda de rodadura que hay en las ranuras del neumático te avisarán cuando llegue el momento de cambiarlos.

Asimismo, debes atender a los signos de desgaste irregular en la banda. El desgaste irregular reduce la capacidad de la banda de rodadura de adherirse a la carretera en condiciones adversas. Busca zonas anormalmente lisas, zonas altas y bajas o cualquier signo de daños. También se debe comprobar si los flancos del neumático tienen oquedades, cortes, protuberancias u otras irregularidades.

Si fuera necesario cambiar un neumático (o más), asegúrate de que este es del mismo tamaño, tipo y categoría de velocidad que venía en el equipo original del vehículo. Se puede consultar esta información en el flanco del neumático actual o en el manual del propietario.

Comprobar la alineación de las ruedas

Revisa periódicamente la alineación de las ruedas como parte de la rutina de mantenimiento de su vehículo, por ejemplo, cuando cambies de neumáticos de verano a neumáticos de invierno, o si experimentas señales de advertencia, como una vibración excesiva al conducir a altas velocidades.


Rotación de los neumáticos antes de viajar

Rotar con regularidad los neumáticos de un vehículo ayudará a que el desgaste sea más uniforme y a ampliar la vida de los neumáticos. Esto significa que podrás completar más rutas panorámicas en tus viajes por carretera antes de invertir en un nuevo juego de neumáticos. Por lo general, se recomienda rotar los neumáticos, aproximadamente, de 8.000 a 13.000 km.

No obstante, si observas un desgaste irregular en uno o más neumáticos, deberías pedirle a tu distribuidor local de neumáticos que compruebe si hay una mala alineación, un desequilibrio u otra posible causa antes de rotarlos.

No sobrecargar el vehículo

Al planear un viaje en familia por carretera, cargar el maletero del coche con mucho equipaje es una opción tentadora. Ya sea una tienda para ir de acampada, o una cesta para hacer un picnic en un parque nacional, no querrás que falte ni un detalle. El problema es que el hecho de sobrecargar un vehículo puede acortar la vida de los neumáticos, y por cada 90 kg de peso extra se puede reducir el ahorro de combustible en 0,42 km por litro. Por ello, debes comprobar la capacidad de carga máxima del coche en la documentación del propietario.

Planificar la rueda de repuesto

El maletero también es el lugar en el que se encuentra la rueda de repuesto. Antes de hacer un viaje por carretera, revisa cuidadosamente la rueda de repuesto: comprueba la presión del neumático y otros aspectos. No obstante, si has llevado esta rueda de repuesto en el maletero durante mucho tiempo, puede que haya que cambiarla. Esto se debe a que la antigüedad del neumático puede afectar a su comportamiento; es posible que, por ejemplo, el caucho se haya agrietado o esté quebradizo.

Hacer pausas periódicas en los trayectos largos

Es peligroso conducir con cansancio. Cuando estás cansado por el viaje, es menos probable que estés alerta ante posibles riesgos como baches, restos en la carretera, y ante detenciones e inicios de la marcha repentinos cuando hay tráfico. Cualquiera de estas situaciones puede suponer un problema para los neumáticos, o es posible que, incluso, puedan provocar una colisión con otro coche.

Nadie quiere pasar sus preciadas vacaciones mirando la parte trasera de una grúa, así que asegúrate de hacer pausas periódicas y paradas de descanso para tomar un café o un tentempié. Si es necesario, alójate en un hotel de carretera. Tu seguridad y la de tus acompañantes es primordial para un buen viaje por carretera.

Encuentra tu neumático

La forma más rápida de encontrar tus neumáticos.

Carreteras con curvas

Carreteras con curvas

Una técnica útil para carreteras sinuosas.

Leer más

Conducir con nieve

Conducir con nieve

Qué hacer cuando hay nieve y hielo.

Leer más

Conducir con lluvia intensa

Conducir con lluvia intensa

Cuando hay un clima húmedo, las condiciones de conducción pueden cambiar.

Leer más

Utilizamos cookies para garantizarle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Haga clic aquí para obtener más información o cambiar su configuración de cookies.