Productos para turismo / furgoneta / 4x4

futuro de la movilidad

Cómo la conectividad del automóvil está impulsando el futuro de la movilidad

El futuro de la conectividad del automóvil ha llegado

Imagínate abrir tu automóvil con tu teléfono inteligente, entrar para mirar por un parabrisas que se ha ajustado automáticamente a las condiciones climáticas del exterior. A lo largo de tu viaje, tu automóvil cambia la ruta basándose en una red inteligente para evitar los atascos. Recibe alertas en el camino de ciclistas cercanos, tramos mojados de la carretera o cualquier otro obstáculo. El automóvil se ajusta automáticamente si se desvía de su carril. También recibe alertas sobre neumáticos de baja presión y cualquier otro problema de mantenimiento. Cuando llegues al trabajo, saldrás y dejarás que tu automóvil se estacione automáticamente en un lugar de estacionamiento gratuito.

 

El futuro está aquí y ahora

 

Los automóviles del futuro serán máquinas compatibles con la nube impulsadas por software, conectadas a teléfonos inteligentes, en red satelital, capaces de analizar y aprender de los datos y comunicarse con los conductores y otros automóviles. La cuestión es que el futuro ya está aquí. Algunos automóviles fabricados hoy ya vienen con más de 50 características de conectividad. Dicha conectividad permite a los vehículos informar a los conductores sobre las condiciones de la carretera y el tráfico, lo que reduce el riesgo de incidentes en la carretera, además de proporcionar un acceso más intuitivo a los sistemas de información y entretenimiento o la libertad de controlar un vehículo desde el exterior del automóvil. En última instancia, mejorará drásticamente la seguridad, la comodidad y la conveniencia de conducir, no solo para los conductores sino también para los peatones.

La telemática es un eje central cuando se trata de la conectividad del automóvil, ya que implica la transferencia de datos en tiempo real a largas distancias. La telemática consiste en hardware y software, que incorporan algún tipo de comunicación celular, esencialmente convirtiendo vehículos en estaciones de información. El módulo de antena inteligente de Continental, una interfaz entre el automóvil y el mundo exterior, utiliza la telemática para permitir que un automóvil reciba y comparta información con la infraestructura, otros automóviles, teléfonos inteligentes, redes celulares, navegación por satélite y transmisión de radio. Esencialmente, permite que tu automóvil detecte inteligentemente su entorno, se comunique con personas y otros vehículos en tiempo real, prediga problemas y tome medidas para evitar amenazas potenciales.

Desde el vehículo a todo lo demás (V2X)

Las cámaras de los vehículos, los sensores y los radares le permiten detectar y analizar todo su entorno.

Las cámaras de los vehículos, los sensores y los radares le permiten detectar y analizar todo su entorno.

La comunicación entre vehículos (v2v) implica que los automóviles compartan datos sobre la velocidad y las condiciones de las carreteras para crear una red ad-hoc entre los vehículos, sin un servidor. Por ejemplo, un coche podría comunicarse directamente con otro coche para informar sobre el hielo negro de una carretera en casi tiempo real. La comunicación entre vehículos e infraestructuras (V2I), por otra parte, utiliza sistemas de visión artificial, como cámaras frontales inteligentes para detectar señales de tráfico u obstáculos, evaluarlos y luego dar advertencias al conductor. Pero estas tecnologías ya no se excluyen mutuamente, sino que trabajan continuamente en paralelo para permitir la comunicación V2X.

El Algoritmo de Procesamiento de Imagen Inteligente de Continental reconstruye la imagen bajo el vehículo y la encaja en la vista envolvente que dan los satélites y los radares para proporcionar una vista verdaderamente completa alrededor del coche. Si el sistema detecta a otro usuario de la carretera cerca del vehículo, por ejemplo, inicia automáticamente el frenado de emergencia para evitar una colisión. Las perspectivas a vista de pájaro proporcionadas por los satélites podrían permitir a los automóviles del futuro identificar a un motociclista que se aproxima rápidamente por detrás y el sistema podría advertir al conductor o incluso impedir que el vehículo cambie de carril según lo previsto. Las futuras funcionalidades podrían incluso medir la actividad cerebral de un conductor, predecir y anticipar su comportamiento y evitar que se dedique a prácticas de conducción inseguras.

Mira el cuadro completo

Las cámaras de satélite informarán sobre el tráfico y las carreteras y la comunicarán a los coches.

Las cámaras de satélite proporcionarán información sobre el tráfico y las condiciones de las carreteras y la comunicarán a los coches.


Una tecnología similar utiliza un "sistema inteligente de enjambre" y sistemas de cámaras para clasificar las condiciones de la carretera y crear un gráfico de fricción dinámica para predecir cómo se agarrarán los neumáticos del coche a la carretera en cuestión. El eHorizon de Continental utiliza esta tecnología para reconocer los cambios en los límites de velocidad, la topología, las marcas de los carriles o los tramos resbaladizos de la carretera. Puede interpretar el estado de toda la ruta, avisar de los peajes de la ciudad y transmitir esta información a otros vehículos que viajen por allí.


Una aplicación increíblemente importante de la tecnología de comunicaciones V2X es aumentar la seguridad en las carreteras para los ciclistas y peatones. Según el Informe sobre la situación mundial de la OMS, en 2018 hubo 1,35 millones de muertes por accidentes de tráfico y aproximadamente una cuarta parte de ellas son peatones o ciclistas. El objetivo de Visión Zero de Continental es utilizar una tecnología tan sofisticada para llegar a cero muertes, cero lesiones y cero accidentes en nuestras carreteras. La prevención de accidentes es uno de los principales puntos focales del aumento de la conectividad de los coches y los ingenieros están trabajando para acercarse a esta visión cada día. El Escudo Digital de Continental permite que el teléfono inteligente de un usuario albergue una aplicación de software que puede enviar la posición, dirección y velocidad del individuo a un servidor. Estos datos se transmiten a los vehículos cercanos y si las trayectorias de viaje indican un riesgo, por ejemplo, un coche que gira a ciegas en una carretera con un ciclista, el sistema puede emitir una advertencia y reducir el riesgo de una situación peligrosa. Los usuarios pueden utilizar la tecnología que de la que ya disponen para salvar vidas.

Como ya hemos visto, los smatphones son cruciales en la aplicación de la conectividad del coche. La aplicación VoicR de Continental permite a los conductores emitir mensajes de voz a otros usuarios cercanos a través de un canal público o personalizado en tiempo real. El aparcacoches automático permite incluso que los vehículos pasen por una barrera y encuentren un espacio de aparcamiento libre mientras el conductor espera en la puerta. Entre las aplicaciones adicionales se incluye la asistencia digital en carretera, que comparte automáticamente los detalles del GPS de un vehículo en caso de incidente e incluso puede contactar con los servicios de emergencia pertinentes si se despliegan los airbags. La conectividad de los Smartwatch también está en alza, ya que proporciona acceso remoto a las funciones del coche, como el arranque y la parada del motor y la alerta de vehículos robados. Como tal, los teléfonos inteligentes se convertirán en la clave de los coches y sus funcionalidades en el futuro. 

Recopilar y aprender de los datos

Los medios seguros de almacenamiento y transferencia de datos son cruciales para los coches conectados.

Los medios seguros de almacenamiento y transferencia de datos son cruciales para los coches conectados.

A medida que la industria de la automoción crea cantidades cada vez mayores de datos, los servicios disponibles en la nube serán cada vez más importantes para el almacenamiento y la transferencia, los satélites y los servidores ganarán importancia para acelerar las comunicaciones y la inteligencia artificial y el aprendizaje de las máquinas serán vitales para mejorar y simplificar los servicios. Uno de los servicios de la nube permite el acceso con clave a distancia y proporciona un acceso seguro a los automóviles a demanda, lo que es vital para las plataformas de uso compartido de automóviles y la facilidad de uso. El vAnalytics de Continental es una plataforma de servicio seguro basado en la nube que reúne datos anónimos de diversas fuentes, obtiene análisis profundos y los utiliza para resolver puntos difíciles. Las tecnologías de cadenas en bloque también aceleran el intercambio directo y descentralizado de datos para que éstos puedan compartirse de manera segura y eficiente y puedan informar con mayor precisión sobre futuras actualizaciones y servicios.


ContiConnect, es un servicio para empresas de logística y gestores de flotas, que se comunica con sensores que se encuentran dentro del neumático y se conecta en red a las instalaciones de la empresa vía satélite. Permite a los conductores controlar constantemente la pérdida de presión del aire y evitar pinchazos peligrosos, al tiempo que reduce los costes de movilidad para los gestores de flotas. Los satélites también podrían crear un ecosistema de movilidad en 3D y permitir actualizaciones por aire, lo que daría lugar a soluciones de actualización inteligentes para todo el vehículo, desde el tren de potencia hasta los sistemas de infoentretenimiento.