Productos para turismo / furgoneta / 4x4

Más de 145 años de innovación y progreso.
Avanzando
constantemente

Más de 145 años de innovación y progreso

La historia de éxito de Continental se remonta a 1871, cuando la empresa se estableció por primera vez en Hanover, Alemania. Allí donde la gente se esfuerce por hacer realidad sus ideas de movilidad, Continental estará apoyándoles.

El denominador común que aporta Continental en cada época de nuestra historia, son las tecnologías, sistemas y soluciones de servicio que hacen que la movilidad y el transporte sean más sostenibles, seguros, más personalizados y más accesibles.

Aunque hay muchas innovaciones en la compañía, os presentamos un resumen de las fases clave que han tenido lugar en más de 145 años de innovación y progreso, y la mirada con la que vemos el futuro.


Camino a la sostenibilidad (1991 – actualidad)

El laboratorio experimental «Taraxagum Lab Anklam» se abre en 2018 en Mecklenburg-Vorpommern, Alemania. El laboratorio realiza investigación innovadora en el cultivo y procesamiento de diente de león ruso como fuente alternativa de materia prima en lugar del árbol de caucho, un gran paso adelante hacia el futuro de la producción ecológica de neumáticos.

El ContiLifeCycle apareció en 2013, para extender la vida útil de los neumáticos para camiones Continental. Aplicando una combinación totalmente única de reciclaje de goma y recauchutado de neumáticos de camión, Continental desarrolla una solución sostenible que extiende la vida útil de los neumáticos mientras reduce considerablemente los costes.

En 2007, Continental adquiere Siemens VDO Automotive AG y se convierte en uno de los cinco principales proveedores en la industria de automoción a nivel mundial. Simultáneamente, la empresa impulsa su posición en el mercado en Europa, Norteamérica y Asia.

El ContiSportContact 2 Vmax se presenta en 2003, el primer neumático para carretera del mundo aprobado para velocidades de hasta 360 km/h. Posteriormente, Continental fue reconocido oficialmente por el Récord Mundial Guinness por el neumático homologado para carretera más rápido en el mundo.

En 1998, la empresa refuerza su posición como fabricante global de neumáticos al agregar emplazamientos en Argentina, México, Sudáfrica y Eslovaquia.

Teniendo en cuenta el impacto ecológico del neumático, se planta una nueva semilla en 1991. Continental lanza el ContiEcoContact, el primer neumático ecológico del mundo, que prueba que el cuidado del medioambiente no tiene por qué quedarse rezagado para ganar en rendimiento o seguridad.

Los ingenieros pusieron particular atención en reducir la resistencia de rodamiento y desgaste del neumático, así que el ContiEcoContact duraría mucho más y dejaría significativamente menos residuos de goma en el asfalto (comparado con un neumático convencional).

Otra ventaja para el medioambiente, y economía del conductor, es la mejora de la eficiencia de combustible del vehículo. En la actualidad, el ContiEcoContact ya va por su quinta generación y continúa siendo clasificado como el mejor de su clase en pruebas independientes.

Destacable: El arte de la publicidad

La era dorada del transporte y la movilidad suministró una maravillosa inspiración a otra forma de arte emergente: anuncios. Dentro de los archivos de Continental, existe una colección impresionante de posters pintados que no solo reflejan las calidades de nuestros productos sino también las aspiraciones de nuestros clientes.
Ya sea que fuese acerca de desempeño, seguridad o simplemente el glamour de viajar a lugares exóticos, hay mucho que disfrutar en estas imágenes coloridas de historia cultural.

Internacionalización (1961 – 1990)

La adquisición del fabricante de neumáticos norteamericano General Tire en 1987 conduce al establecimiento de una nueva subsidiaria internacional: Continental Tire North America, Inc.

En 1979, Continental asume la marca Uniroyal para su uso europeo para ampliar su base de neumáticos en Europa. Seis años después, también se adquiere la marca de la empresa austriaca Semperit.

Una gran innovación se presenta en 1972, cuando Continental lanza el neumático de invierno ContiContact sin clavos. Representa una mejora significativa en la seguridad en carretera en condiciones estacionales difíciles.

La demanda de neumáticos de diversos tipos y diferentes usos creció simultáneamente con el desarrollo de la fabricación mundial de automóviles. Para cumplir los requisitos del mercado, Continental creó un centro de pruebas específico. Las instalaciones de pruebas de neumáticos Contidrom abrieron en 1967 a orillas del páramo de Lüneburg.

Destacable: El primer automóvil sin conductor

En 1968, el primer automóvil controlado electrónicamente sin conductor salió a pista en nuestras instalaciones de pruebas Contidrom, para el asombro de la prensa y el público. La meta de este visionario proyecto fue determinar cómo se podrían probar los neumáticos con precisión usando métodos científicos en condiciones programadas. Pero además, los ingenieros de Continental estaban sentando las bases del futuro de la conducción autónoma.

En la actualidad, Continental continúa trabajando en nuevas tecnologías para apoyar la conducción autónoma. Actualmente operando en pistas de prueba cerradas está la CUbE – «Experiencia de Movilidad Urbana de Continental» – la cual puede ser activada mediante una aplicación de teléfono inteligente para transportar pasajeros de forma segura al destino de su elección. En otra parte, los investigadores exploran el potencial de viajes automatizados en autopistas y guía automática para estacionamiento. Eliminar la necesidad de un conductor también inspira ideas para el interior de automóvil: Los ingenieros de Continental pueden convertirlo en algo tan cómodo como una sala de estar.

Comenzar
 

Éxito en las carreras (1931 – 1960)

Continental comienza la producción masiva de neumáticos radiales por primera vez en 1960. La empresa introduce la letra «R» para la designación de estos neumáticos, la cual subsecuentemente se convierte en la norma para los fabricantes en todo el mundo.

En 1955, Continental es la primera empresa alemana en comenzar la fabricación de neumáticos sin tubos para automóviles de pasajeros, teniendo en cuenta las necesidades del fabricante de automóviles. Estos neumáticos son considerablemente superiores en cuanto a confiabilidad en comparación con los neumáticos tradicionales.

En 1952, Continental ofrece los primeros neumáticos en Europa especialmente diseñados para invierno y condiciones de congelación, М+S (Lodo y Nieve).

Trabajando codo a codo con Daimler-Benz y Porsche, Continental repite sus éxitos anteriores a la II Guerra Mundial en circuitos de carreras entre 1951 y 1955. Conductores como Stirling Moss, Karl Kling, y Juan Manuel Fangio ganaron el Gran Premio de Francia, Inglaterra, Holanda e Italia en automóviles equipados con neumáticos Continental de alta velocidad.

Con el final de la guerra en 1945, el gobierno militar británico autoriza que las fábricas de Hanover reanuden la producción.

Durante la guerra, los investigadores continuaron trabajando en nuevos diseños y tecnologías. Uno de los resultados fue la patente de neumáticos de automóvil sin cámaras, otorgada a la empresa en 1943.

Entre 1935 y 1940, los automóviles Mercedes y Auto-Union (conocida actualmente como Audi) equipados con neumáticos de carreras Continental logran una formidable racha de triunfos en las carreras. Cuatro victorias consecutivas en el Gran Premio de Alemania, cuatro triunfos en la carrera Norte de África Trípoli, tres en Italia, y numerosos récords de velocidad ayudan a los conductores de carreras como Rudolf Caracciola, Berndt von Rosemeyer y Hans Stuck a adquirir fama internacional.

 

Continental durante la Segunda Guerra Mundial

Después del estallido de la Segunda Guerra Mundial en 1939, la producción de neumáticos y caucho fue regulada para cumplir los requisitos militares de neumáticos para camiones y aviación, y la fabricación de ropa, calzado y otros suministros. Como muchas operaciones industriales en Alemania en la época, Continental utilizó mano de obra forzada suministrada por el denominado «Tercer Reich». Este vergonzoso episodio se lamenta profundamente y actualmente está siendo investigado por un estudio histórico que será publicado en 2021.

Pioneros ingeniosos (1901 – 1930)

A principios del siglo XX, Continental adopta un cambio transformador en su enfoque productivo: neumáticos para automóviles. La empresa tiene un gran éxito desde el inicio – y no ha parado desde entonces.

El negro de carbón se adopta para la producción de neumáticos en 1926, usado como relleno de refuerzo para otorgarle al neumático más resistencia al desgaste y envejecimiento – y su color característico.

En 1921, Continental es la primera empresa alemana en lanzar el neumático con textil al mercado. El tejido de fibra de cuerda es más plegable, lo que representa una mejora significativa del tejido de lino.

Pero no todo se trata de neumáticos para automóviles. El aviador pionero Louis Blériot hace historia con el primer vuelo a través del Canal Inglés en 1909. El material Aeroplan de Continental cubre las alas y el fuselaje de su aeroplano.

Continental inventa la llanta desmontable para sedán en 1908, una innovación notable para ayudar a ahorrar tiempo y esfuerzo al cambiar un neumático.

In 1904, Continental presenta el primer neumático con patrón de dibujo en la banda de rodadura del mundo.

El 25 de marzo de 1901, el primero de los automóviles de Karl Benz que después se llamaría Mercedes es equipado con neumáticos Continental. Logra una victoria sensacional en la carrera de coches de Niza-Salon-Niza cubriendo la distancia de 414 kilómetros en 6 horas 45 minutos y 48 segundos. Este triunfo se convierte en una poderosa publicidad e impulsa el desarrollo de nuevos diseños de neumáticos.

Espíritu de optimismo (1871 – 1900)

Un hito importante en 1892, cuando Continental se convierte en la primera empresa alemana en fabricar neumáticos para bicicletas.
La imagen de un caballo rampante aparece por primera vez en productos Continental en 1875 – basado en el escudo de armas de la ciudad de Hanover – y es adoptada formalmente como la marca de la empresa en 1882.
La Continental Caoutchouc & Gutta-Percha Company se funda en Hanover el 8 octubre de 1871, una década y media antes de que se fabrique el primer automóvil. La producción de la fábrica principal en la calle Vahrenwalder incluye tejidos cauchutados para gabardinas, botellas de agua caliente, y neumáticos sólidos para bicicletas y carruajes.
La elección de Hanover como un lugar para establecer el negocio no fue por casualidad. A principios del siglo XIX, la ciudad era un centro industrial bullicioso con plantas de ingeniería, tejedurías y talleres textiles, e incluso chocolateros de lujo. En 1843 Hanover ya estaba conectada al resto de Alemania mediante una línea ferroviaria directa.

Destacable: ¿Por qué un caballo? El logo de los neumáticos Continental se remonta a 1875

El caballo rampante es una de las marcas más familiares en la industria automotriz, que simboliza fortaleza, agilidad y entereza. Ha tomado varias formas al paso de los años. Pero ¿cómo y por qué se volvió sinónimo de los Neumáticos Continental?

La primera aparición del caballo es gracias a un veterinario de apellido Hartmann quien inventó «amortiguadores de pezuñas» hechos de goma suave, diseñados para evitar que los caballos resbalaran en superficies con hielo. Él conservó la patente, mientras que Continental las producía y distribuía. Cada amortiguador de pezuña llevaba la imagen de un caballo parándose sobre sus patas traseras.

Pero el significado más amplio del caballo proviene de las raíces de la empresa en Hanover, Alemania; el caballo de carreras purasangre del mismo nombre es un símbolo tradicional en la región. Apareció por primera vez en el escudo de armas de los Duques de Brunswick-Lüneburg en el siglo XIV y todavía está en uso actualmente en el estado alemán de Baja Sajonia.


Mirando al futuro

Continuando con nuestro largo registro de innovación, Continental está desarrollando dos nuevos conceptos de tecnología de neumáticos que conducirán a una aún mayor seguridad y comodidad en el camino en el futuro. Los dos sistemas – ContiSense y ContiAdapt – hacen posible la supervisión continua de la condición del neumático, además de la capacidad de ajustar espontáneamente las características de desempeño del neumático a las condiciones predominantes del camino. Las tecnologías hicieron su debut público oficial en el Frankfurt Motor Show en 2017.

ContiSense se basa en el desarrollo de compuestos de goma conductores de electricidad que posibilitan que las señales eléctricas sean enviadas desde un sensor en el neumático a un receptor en el automóvil. ContiAdapt combina micro compresores integrados en la rueda para ajustar la presión del neumático con una llanta de ancho variable. Esto hace posible que el sistema modifique el tamaño de la superficie de contacto, lo que en diferentes condiciones del camino es un factor decisivo para la seguridad y comodidad.

Ambos, ContiSense y ContiAdapt han sido integrados a un concepto de neumático que habilita los beneficios de ambos sistemas para poder valorarlos en conjunto. El diseño del neumático presenta tres zonas de rodamiento diferentes para conducción en superficies húmedas, resbaladizas y secas. Dependiendo de la presión del neumático y el ancho de llanta, se activan zonas de rodamiento diferentes y el neumático modelo adopta la «huella» requerida en cada caso. De esta manera, las características del neumático se adaptan a las condiciones predominantes del camino o a las preferencias del conductor.

Continental cree que ambos conceptos tecnológicos en neumáticos son soluciones prometedoras para la movilidad en el futuro, donde los neumáticos se adaptarán para cubrir las necesidades de la conducción automatizada y la movilidad electrónica.


Neumáticos destacados

Encuentra tu neumático

La forma más rápida de encontrar tus neumáticos.